Mi cuenta  ·  Carrito (0)

LA ASTENIA PRIMAVERAL: ¿PORQUÉ NOS SENTIMOS CANSADOS EN PRIMAVERA?

30/06/2022

Aunque la astenia primaveral no ha sido identificada como una condición orgánica, es importante saber cómo tratar este tipo de sensación. Esta aflicción específica se asocia más comúnmente con la llegada de la primavera y, por lo tanto, toma su nombre de allí.

Muchas personas piensan que la astenia primaveral se trata de una enfermedad, debido a los síntomas que presentan. No obstante, en realidad es un trastorno adaptativo que viene acompañado de muchas molestias físicas y mentales.

¿Qué es la astenia primaveral?
Lo que es difícil de comprender es cómo una temporada del año tan apacible, puede provocar cansancio en el cuerpo humano, pero la explicación podemos verla al conocer qué es la astenia primaveral.

Se trata de una sensación temporal que provoca cansancio intelectual y físico. Hasta los momentos no existe una causa orgánica definida, pero se sabe que está correlacionada con la llegada de la primavera.

La mayoría de los casos se presentan cuando el calor se aproxima de forma rápida y cuando a éste se le unen: la humedad en el ambiente y las oscilaciones de la presión atmosférica.

Algunas personas con astenia primaveral han presentado el patrón de haber tenido cambios en sus hábitos de vida durante esta época del año, antes de percibir los síntomas. Por esto, se podría considerar que este podría ser un factor desencadenante e igual de importante a las variaciones de horarios y cambios climáticos.

Entre las molestias que pueden presentarse, son notables el decaimiento, la apatía, la somnolencia, el cansancio y la irritabilidad. Tal abatimiento impide que el ser humano conlleve su día a día con normalidad e incluso puede terminar en problemas serios.

Por este motivo, es importante cumplir con ciertas medidas para evitar que las molestias se alarguen y del lugar a inconvenientes mayores.

¿Cómo evitar la astenia primaveral?
Las personas mayormente afectadas son las de edades comprendidas entre 25 y 50 años. Además, los síntomas se presentan más en las mujeres que en hombres.

Toma las siguientes precauciones para que el cambio de estación no te afecte:

1.  Cuida tus horas de sueño
Las rutinas de descanso son un buen aliado para luchar contra la astenia primaveral. También procura dormir las horas indicadas y así tendrás un día activo, con menos cansancio.

2.    Inicia una dieta equilibrada
Comer sano y a la hora indicada hará que el sistema inmunitario se mantenga activo. Se recomiendan los alimentos ricos en vitaminas, minerales y bajos en grasa.

3.  Consume suficientes líquidos
En preferencia tomar mucha agua y jugos naturales, esto combatirá los problemas de concentración.

4.  Evita el sedentarismo
El ejercicio libera el estrés. Con media hora de ejercicios al día, será suficiente para la adecuada producción de endorfinas, las cuales te harán sentir mejor.

5.  Evita la cafeína o bebidas energéticas
La astenia primaveral produce cansancio, por eso, muchos optan por consumir café o bebidas energéticas. Pero esto podría aumentar al nerviosismo y afectar en la conciliación del sueño, ¡así que cuidado!

En esta web utilizamos cookies. Más información aquí