Mi cuenta  ·  Carrito (0)

La hora del té

22/09/2016

No todos los momentos son buenos para tomar una tacita caliente de té. Saber cuándo hacerlo puede mejorar nuestra salud y potenciar sus efectos.

El té contiene taninos, una substancia conocida por su gran capacidad astringente pero también por su cualidad de inhibir la absorción de hierro. Por ello es aconsejable no tomar té justo después o antes de comer, ya que el hierro de esos alimentos desaparecería al entrar en contacto con los taninos del té. Este hecho es especialmente importante a tener en cuenta en caso de sufrir anemia ferropénica.

Los taninos se encuentran también en el café, cacao o las bananas. Así que con estos alimentos tendremos siempre la precaución de tomarlos entre comidas. Lo ideal sería dos horas antes o después de una ingesta.

Al contrario sucede con las personas que sufren de hemocromatosis, una enfermedad congénita que produce un exceso de hierro en sangre. A ellas se les recomienda una tacita de té justo después de las comidas.

La infusiones o tisanas no contienen taninos. Podemos consumirlas al acabar de comer.

En esta web utilizamos cookies. Más información aquí