Mi cuenta  ·  Carrito (0)

Las Navidades

04/01/2017

Durante las Navidades, como en cualquier otra festividad, hay excesos. Está bien permitírnoslo siempre y cuando lo compensemos. El equilibrio es salud.

Las fiestas de Navidad son encuentros sociales, en los que es difícil decir que no y en los que abundan las tentaciones. El hígado se va cargando, las células se van intoxicando y la energía empieza a decaer. Es necesario ir compensando con alimentos depurativos, antioxidantes y revitalizantes. En cualquier comida fuera de casa, ya sea en un restaurante, en casa de unos amigos o en casa de familiares, nos exponemos a una manera de cocinar diferente a la nuestra – a veces mejor, a veces peor – pero en cualquier caso diferente, por lo que el estómago sufre. Además, por lo general, el tipo de alimentación Navideña, es pesada, con alimentos totalmente desnaturalizados y carentes a nivel nutritivo.

Nos gusta siempre recalcar que es importante saber permitirte, saber disfrutar plenamente de un antojo, de comer algo que te llena el alma. Pero más importante todavía es aprender a compensarlo. Vamos a darte una guía para aplicar estos días. Te recomendamos mantener estos hábitos durante un mes. Si durante las fiestas no puedes empezar, hazlo justo después.

Es algo muy sencillo lo que vamos a indicarte, con excelentes beneficios para tu salud y con resultados ya que vamos a trabajar con superalimentos y hierbas muy potentes a nivel nutricional.

CADA DÍA DURANTE UN MES:

En ayunas: ½ vaso con agua tibia con limón y una cucharada de nuestro Psyllium Husk. Esperar 2 minutos y beber. Actuará como protector estomacal, arrastra toxinas y además regula los niveles de colesterol.

Desayuno: Añade a tu desayuno 1C de nuestro Açaí (aconsejamos un batido o zumo, aunque también podría ser un iogurt eco de cabra , kéfir, leche vegetal, cereales con leche….) Es un fruto altamente antioxidante.

Comida: Añadir 1c de nuestra Spirulina por persona en una sopa, ensalada o aliño. Esta alga remineralizará el cuerpo aportando excelentes y necesarios nutrientes para un buen funcionamiento global de los órganos. Su alto contenido en vitaminas elevará también nuestras defensas. Es muy común caer enfermo después de una temporada de excesos por haber pasado por un proceso de desmineralización.  Para combinar con la espirulina, podéis otros días añadir 1C de Hierba de Trigo a cualquier plato, como si fuera un aderezo. Su capacidad alcalinizante reestablecerá el PH en sangre que tras comidas pesadas, con proteína animal, panes y harinas blancas, alcohol y refrescos con gas acidifican mucho la sangre.

Entre horas: Te recomendamos ir combinando alguna de estas mezclas de hierbas. Y bebe abundante agua:

• Carminativa: anís e hinojo
• Depurativa del hígado y vesícula: boldo y diente de león.
• Infusión con nuestro Té Matcha de alta calidad.

Durante una comida copiosa: añade 1C de nuestra Hierba de Cebada. Es un tónico digestivo excelente y protector estomacal para impedir malas digestiones o gases.

En esta web utilizamos cookies. Más información aquí